Como Los Alimentos Orgánicos Van A Ayudarte A Mejorar Tu Salud

grandes_resultados_con_comida_naturalEn el mundo moderno en el que vivimos, en una época donde nuestro suministro de alimentos está envenenado, manchado, corrompido, modificado genéticamente, vacío de nutrientes y en juego, la única opción sonora para el consumo es el de comer alimentos orgánicos.

Muchas personas no entienden completamente lo que es un alimento orgánico o por qué algunas personas están pagando tanto al comprarlos y consumirlos. Ciertamente son costosos- mucho más costosos que los alimentos regulares que consigues en los anaqueles de las tiendas. Entonces, ¿por qué una persona debería optar por alimentos orgánicos y qué beneficios brindan a nuestra salud?

La respuesta a esa pregunta es realmente simple. Los alimentos orgánicos son alimentos enteros como frutas, vegetales, nueces, granos, semillas u otros alimentos individuales o alimentos empacados que, durante el proceso de cultivación de sus ingredientes, no han sido fertilizados con químicos inorgánicos o fumigados con pesticidas tóxicos.

Además, durante el proceso de cosecha y alistamiento para la venta, tampoco han sido expuestos a dichos elementos tóxicos.

Son alimentos que no han sido modificados genéticamente de ninguna manera o  alterados durante el proceso de cultivación. Los alimentos orgánicos son pura y simplemente cultivados usando fertilizantes orgánicos como estiércol y los insectos han sido eliminados manualmente mientras se cultivan o se usan trampas naturales para alejar a los insectos que pueden resultar dañinos para los alimentos.

La razón para elegir alimentos orgánicos se ha vuelto tan importante como respirar aire puro, se debe a que nuestro suministro de alimentos cultivados es tóxico. Las grandes compañías de agricultura que cultivan nuestros alimentos fumigan las plantas desde el momento de germinación hasta la cosecha con venenos para evitar que los insectos se coman los cultivos. También fumigan las plantas con sustancias anti-maleza que las plantas resisten ya que han sido modificadas genéticamente.

Están saturados con químicos inorgánicos para fertilizarlos. Al momento de la cosecha, son fumigados; empolvados y cubiertos con conservantes para prevenir que maduren  más rápido de lo normal en los anaqueles de las tiendas.

Cuando compramos y traemos estos productos a nuestros hogares para el consumo, con el primer bocado, comenzamos a ingerir los venenos con los que han sido fumigados. Lavarlos es ligeramente bueno, pero no es posible lavar todos los químicos de la piel o de la cáscara, y los venenos con los que fueron cultivados durante su existencia han sido absorbidos por la planta a través del sistema de raíces y están fusionados a los alimentos para el momento de cosecha. No puedes lavar los químicos que las plantas ya han absorbido.

Los químicos tóxicos han sido prohibidos a lo largo de la historia para ser luego reemplazados por otros. Nadie sabe en realidad cuáles son seguros y cuales son mortales. Big Ag hace presión y paga billones de dólares para obtener aprobación de sus químicos para cultivos. La FDA aprueba muchos sin siquiera hacer pruebas. ¿Quién puede adivinar lo que es verdad y lo que es mentira en este punto?

Los alimentos orgánicos son una elección segura, especialmente aquellos que han sido cultivados localmente. Los agricultores pequeños son menos propensos a usar químicos dañinos en sus propias tierras, donde sus familias viven y muchos agricultores pequeños están comenzando a cambiarse a prácticas de cultivación sustentables. Los mercados de los agricultores locales son casi siempre una apuesta segura para comprar alimentos cultivados en comparación a una tienda. mejorsaludya.com

Mientras que existe siempre el riesgo de que los alimentos orgánicos están mal etiquetados o etiquetados fraudulentamente, el riesgo mayor está en consumir alimentos los cuales sabemos que son totalmente tóxicos.  Algunas de las normas que debemos seguir para elegir los alimentos más seguros son –

1) Siempre elegir orgánico de ser posible. Habrán ocasiones en la que no existan alimentos orgánicos para elegir, en este caso, usa esta simple regla: Si una fruta o vegetal tiene una piel o cáscara gruesa existe una menor probabilidad que los químicos usados en la fumigación no hayan podido penetrar su capa protectora.

Algunos ejemplos de alimentos menos dañinos son cebollas, melones, pepinos (si los pelas) y otros alimentos que sean pelados antes de consumirlos. Los alimentos que son simplemente lavados y consumidos no son una buena elección para la comida inorgánica.

2) Si los cultivos orgánicos no están disponibles, elige los productos cultivados localmente. Muchas veces, los alimentos cultivados localmente son una mejor elección que aquellos en las tiendas. Los agricultores pequeños son frecuentemente ecológicamente conscientes. Asegúrate de lavarlos sin importar de donde vengan, ya que algunos alimentos son cultivados con estiércol y todos los alimentos son manipulados durante la cosecha y la etapa de procesamiento para venta.

3) Cuando compres alimentos empacados, en caja, enlatados o en tarros, siempre elige orgánico. Los alimentos orgánicos empacados tiene el beneficio adicional de tener mejores ingredientes en su totalidad comparado con los alimentos regulares de anaqueles. La mayoría de los alimentos empacados son hechos con granos de alta calidad, azúcar menos procesada y pocos o ningún conservante u otro ingrediente real.

Levanta una caja de macarrón con queso de Kraft y colócala junto a una caja de macarrón con queso orgánico. La lista de ingredientes es mucho más corta en la caja orgánica y los ingredientes son todos alimentos reales que puedes pronunciar.

mujer_comiendo_organico4) Si los alimentos orgánicos no están disponibles en tu localidad y tu comunidad no tiene un mercado de agricultores, considera comprar al mayor en WalMart.com o en algún otro sitio en línea que ofrezca alimentos orgánicos empacados que tengan un sistema de envíos gratis o poco costosos.

Alguna de las mejores opciones cuando se compra en línea son pasta orgánica, palomitas de maíz, salsas, arroz, frijoles empacados o enlatados y otros alimentos básicos que sean útiles de tener en tu alacena.

Haz lo más que puedas con los recursos que tienes disponible. Nadie puede comer orgánicamente todas las comidas diariamente. Haz lo que puedas para reducir la cantidad de venenos dañinos que tú y tu familia consumen.

Poco a poco, comienza a eliminar las toxinas de tu dieta y reemplázalas con mejores opciones. Tu salud comenzará a mejorar y probablemente pierdas peso como consecuencia del cambio. Los alimentos que consumes deben atender tu salud no empeorarla.

Comments are closed.